26ºC - 79ºFBarcelona, 26ºC - 79ºF
WiFi

Reservas

Barcelona imprescindible

Barcelona está de moda:
su diseño cautiva a arquitectos y urbanistas y la huella de Gaudí en la ciudad la ha convertido en la capital mundial del Modernismo.

Pero Barcelona es mucho más: es una ciudad abierta, cosmopolita y al tiempo acogedora que cautiva a quien la visita.
Los Juegos Olímpicos del 92 la abrieron definitivamente al mar y la ciudad descubrió entonces los encantos de la vida urbana mediterránea. Sorprende la belleza de sus playas hoy totalmente integradas en la vida de la ciudad como también lo está su puerto deportivo y el paseo marítimo salpicado de terrazas y restaurantes.

Desde la Plaza de Cataluña, su centro neurálgico, descienden hasta el mar Las Ramblas, típico y abigarrado paseo popular, sembrado de kioscos de flores y hombres estatua; a su izquierda, el Barrio Gótico, dédalo de callejuelas llenas de comercios que, más allá de la catedral, se extiende hasta el Born. Allí es obligado recrearse en el espléndido y desnudo gótico mediterráneo de Sta. Mª del Mar, el Museo Picasso, los típicos restaurantes y modernos bares de copas de intensa vida nocturna, así como un abundante comercio alternativo; a su derecha, el Raval, barrio también antiguo, hoy esponjado por nuevas plazas, sin perder por ello su carácter y su sabor, en el que se encuentran el famoso mercado de La Boquería, así como modernos museos, entre ellos el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), el Pompidu Barcelonés.

Por encima de la plaza de Cataluña se extiende el Ensanche, enorme cuadrícula diseñada por el urbanista Ildefons Cerdà, salpicada por edificios modernistas entre los que se encuentran la casa Atmetller, del arquitecto Puig i Cadafalch, la casa Batlló y la Pedrera, de Antoni Gaudí. Divide la cuadrícula el elegante Paseo de Gracia, flanqueado en ambas aceras por agradables cafeterías y tiendas de moda y complementos de las marcas más prestigiosas. El circuito shopping se extiende por la Diagonal, hasta la plaza Francesc Macià.

Para los que gustan de perderse por los rincones menos conocidos pero llenos de encanto, conviene recordar que la ciudad, incorporó antiguos pueblos que conservan su sabor y tienen vida propia: sobre la Diagonal, Gracia, con su vida nocturna llena de restaurantes, bares y cines frecuentados por los jóvenes, también comercios alternativos interesantes y sorprendentes y Sarrià, que incluye el convento gótico del mismo nombre, hoy visitable.

Al sur, junto al Hotel Madanis, el Camp Nou, el estadio del Barça, con su Museo.

Al norte, la Barceloneta, antiguo pueblo de pescadores, más tarde industrial, que, sin perder su sabor, se moderniza hoy en un emporio de la comunicación y la cultura llamado 22@, donde se apiñan empresas de comunicación, emisoras de radio, fundaciones culturales y facultades universitarias en edificios de sofisticada arquitectura contemporánea, comenzando por la Torre de las Aguas, del arquitecto Jean Nouvel, junto al atrevido edificio “la grapadora” del Museo del Diseño, que se inaugurará en el 2013.

Barcelona, en fin, no te la acabas, pasando del teatro de la Ópera a estupendas galerías comerciales; de formidables mercados tradicionales al moderno y activo Teatro Nacional; del complejo del Forum, con su recién inaugurado Museo Blau, de Ciencias Naturales, al café Els Quatre Gats, que frecuentaba Picasso; del Museo Miró, al Museo de arte de Cataluña, con su impresionante colección de frescos románicos; del modernista Palau de la Música, al modernísimo pabellón Sant Jordi, del arquitecto japonés Ishaguro, donde se organizan conciertos de música moderna. Y las góticas Atarazanas, y el modernista Palau Güell, la Sagrada Familia, el parque Güell, el Pueblo Español, el jardín de cactáceas, las rosaledas del parque Cervantes, la románica iglesia de Sant Pere, el funicular aéreo de Montjuic, que permite acceder al mirador del castillo con fantástica panorámica de la ciudad… y un interminable etcétera.

Barcelona es pues una ciudad moderna, joven pero cargada de historia al tiempo.

Ideal para visitar con niños: en el Aquarium vivirán la emoción de ver tiburones nadando sobre sus cabezas y en el Zoo podrán asistir un espectáculo de delfines.
Recomendable también tomar el mítico “Tramvia Blau” que les acercará al Parque de Atracciones del Tibidabo donde se deleitarán con el Museo de Autómatas y para los más interactivos es obligado el moderno Museo de la Ciencia. Muy recomendable también en familia es dar un paseo por el mar en las “golondrinas” del puerto o acercarse al espectáculo de la Font Màgica de Montjuic.

Todo eso y mucho más es visitable en agradables paseos en bicicleta, con los itinerarios de Bus Turístico, usando la extensa red de metro, en bus o paseando. El equipo de Madanis estará encantado de ayudarle facilitándole toda la información que precise.

¡Bienvenidos a Barcelona!